Saltear al contenido principal
8 Consejos Para Evitar Los Resfriados Y La Gripe Este Otoño

8 consejos para evitar los resfriados y la gripe este otoño

El otoño ha llegado oficialmente, los días son más cortos, el aire es más fresco y las hojas de los árboles inundarán el suelo de color marrón. El otoño también es la época del año en la que antes se cosechaban las últimas verduras y frutas para almacenar de invierno. Ahora hacemos el cambio de armario y sacamos nuestra ropa de abrigo, y nos apetece cocinar sopas y guisos, tomar bebidas calientes y acomodarnos en el sofá con una buena película.

En otoño, los síntomas más comunes asociados al resfriado son dolor de garganta, moqueo, tos, estornudos, dolor de cabeza, dolores corporales o problemas de la piel. Los siguientes consejos pueden ayudar a mantener una buena salud este otoño y evitar resfriados.

5 consejos para prevenir los resfriados y la gripe este otoño

El cuerpo es particularmente susceptible al viento y al frío durante el otoño. Si sigues estos ocho consejos, podrás evitar los resfriados y la gripe este otoño.

  1. Come alimentos de temporada: apetece tomar alimentos más calientes y saciantes en esta época del año. Intenta comer menos alimentos fríos y crudos, como ensaladas, y cámbialos por sopas, guisos y verduras al vapor. Incorpora alimentos con alto contenido de vitamina C y zinc, como calabazas de invierno, brócoli, col rizada, berza, champiñones y coles de Bruselas en tu menú semanal.
  • Protégete la garganta: usar bufandas, pañuelos y cuellos altos protegen la parte superior del cuello del viento, el frío y la lluvia.
  • Abstenerse de alimentos y sustancias que debiliten su sistema inmunológico: el alcohol, el azúcar refinado, los alimentos procesados, grasosos o crudos inhiben el sistema inmunológico. Es especialmente importante evitar estos alimentos si te sientes más débil y decaído. 
  • Lávate las manos con frecuencia y evite tocarse la cara: Ya hemos aprendido esto durante la pandemia, así que es un hábito que no debemos olvidar jamás. Tocamos y contraemos todo tipo de virus a lo largo del día y después nos tocamos la cara (nariz y boca), lo que proporciona una ruta directa a nuestros pulmones.
  • Use una solución salina para descongestionar los conductos nasales : Varias veces a la semana puede ayudar a evitar que los alérgenos, bacterias, suciedad y otros contaminantes en el aire se acumulen en los conductos nasales.
  • Estimula tu sistema inmunológico con plantas medicinales: Hay hierbas medicinales que son muy eficaces y poderosas para prevenir enfermedades. Sería aconsejable consultar a nuestros farmacéuticos sobre complejos multivitamínicos que ayuden a reforzar las vías respiratorias y el sistema inmunitario como: canela, cúrcuma, romero, tomillo, orégano, ajo y cebolla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba