Saltear al contenido principal
Protectores Gástricos, ¿cuándo Hay Que Tomarlos?

Protectores gástricos, ¿cuándo hay que tomarlos?

Los protectores gástricos son medicamentos que fácilmente puedes encontrar en todas las casas, al igual que el paracetamol o el ibuprofeno, y aunque su uso es frecuente, muchas personas no saben verdaderamente cuál es su función y cuándo deben tomarse. Por eso, te contamos la manera más adecuada para evitar riesgos en la salud.

¿Qué son los protectores gástricos?

Son un tipo de medicamento que se utiliza para reducir la secreción de ácido en el estómago, y su principio activo es el omeprazol. Este grupo de fármacos también se les conoce como «inhibidores de la bomba de protones».

¿Cuándo se deben tomar los protectores gástricos?

Los protectores de estómago, suelen ser prescritos por el médico o puedes tomarlos también sin receta, en cualquiera de los casos es importante seguir las instrucciones de uso recomendadas. 

Se utilizan para las siguientes dolencias:

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Sucede cuando el ácido estomacal retorna al esófago, que es el tubo digestivo que conecta la garganta con el estómago, produciendo ardor e inflamación, y por ende, posibles lesiones. El trastorno puede darse en adultos o en niños de más de 1 año, ambos requieren del tratamiento.
  • Úlcera duodenal y úlcera gástrica, las úlceras son llagas internas en la zona superior del intestino y en el estómago, respectivamente. 
  • Úlceras infectadas a causa de una bacteria conocida como Helicobacter pylori. También en casos de niños mayores de 4 años y adolescentes, los cuales deben tomar el medicamento. 
  • Para el exceso de ácidos estomacales producidos por un tumor en el páncreas, conocido como síndrome de Zollinger Ellison.
  • Úlceras provocadas por el uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, o también denominados AINEs. Por ejemplo, el ibuprofeno.

¿Cómo tomarlos?

Generalmente, los protectores gástricos se toman 1 vez al día por las mañanas en ayunas media hora o una hora antes de tomar ningún alimento. Las cápsulas deben ingerirse enteras, no las abras ni las mastiques. Además, acompáñalas con un vaso de agua, nada de hacerlo con zumos o alimentos, ya que esto haría perder la eficacia del fármaco. 

Este es el modo ideal y habitual de tomar este tipo de medicamento, aunque en todo caso, siempre será el médico quién te dé las indicaciones oportunas para cada situación. Entre ellas, puede ser tomar una cápsula una, dos, o incluso, tres veces al día durante 14 días, pudiéndose prorrogar otros 14 días, según sea conveniente. 

No finalices el tratamiento antes de tiempo aunque los síntomas hayan remitido, y en caso de empeoramiento, acude siempre a tu médico.

Si tienes cualquier duda, en nuestra farmacia estaremos encantados de ayudarte. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba