Saltear al contenido principal
Aprende A Controlar El Estrés Estacional

Aprende a controlar el estrés estacional

Todo el mundo padece estrés en algún momento de la vida. Esta sensación suele agravarse en las épocas de cambios estacionales, como en primavera, ya que nuestro cuerpo debe hacer más esfuerzos para adaptarse a las nuevas rutinas climáticas y a los cambios de horario. Así pues, saber controlar el estrés es de gran ayuda para prevenir enfermedades, muy a menudo relacionadas con el aparato digestivo u otras patologías como la caída de pelo, dolores de cabeza o problemas de sueño. 

¿Estrés o ansiedad?

Aunque el estrés estacional solo dure un par de semanas, tiempo suficiente para que el cuerpo se acostumbre a la nueva rutina primaveral, es importante que sepas que el efecto de un estrés prolongado es la ansiedad. Mientras que el estrés es una reacción natural de nuestro cuerpo cuando aparece una situación o circunstancia estresante, la ansiedad puede continuar aunque esa situación haya desaparecido. 

De todos modos, existen algunas formas de combatir y reducir el estrés estacional. A continuación te damos algunos consejos: 

  1. Realiza algún ejercicio. La práctica deportiva aporta grandes beneficios para la salud: no solo reduce el estrés, también mejora el estado de ánimo y la calidad del sueño. Además, si por culpa del estrés estacional sufres estreñimiento, practicar deporte acelera el proceso digestivo, evitando la sensación de pesadez. 
  1. Evita las bebidas con cafeína, alcohólicas y el tabaco. Todas estas sustancias son muy estimulantes y, por lo tanto, incrementarán el estrés. Para evitar que los cambios horarios te afecten, la semana anterior al cambio intenta irte a dormir cada día 15 minutos antes, así acostumbrarás el cuerpo a la nueva rutina.  
  1. Asiste a talleres de relajación: Es una buena opción que te ayudará a conocer de dónde procede tu malestar o estrés, pudiendo frenarlo. Además, mantener los lazos sociales ayuda a eliminar los síntomas negativos del estrés estacional.
  1. Practica técnicas de respiración: El mindfulness, el yoga o el taichí son muy buenas disciplinas si lo que quieres es reducir la sensación de estrés y de ansiedad. 

El estrés estacional nos puede llegar a afectar mucho en nuestra vida diaria, desencadenando situaciones más difíciles o hasta la aparición de enfermedades. Es esencial mejorar la calidad de nuestras vidas, siendo conscientes de lo que nos preocupa pero sobretodo manteniendo un estilo de vida saludable. No dejes que el estrés entre en tu vida y desencadene otros problemas de salud, empieza por incorporar pequeños cambios en tu día a día, lo principal es ser consciente de ello y saber parar antes de que se convierta en un bucle sin salida. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba