Saltear al contenido principal
PIEL SÓLO HAY UNA, PROTÉGELA

PIEL SÓLO HAY UNA, PROTÉGELA

En los últimos 30 años las tasas de melanoma no han parado de aumentar de forma asombrosa. Y el pronóstico a corto y medio plazo no es mejor.  El cáncer en todas sus formas va variando sus patrones en función de nuestro comportamiento. No es algo raro, nosotros somos los que imponemos qué cánceres corresponden a cada época en un alto porcentaje de sus tipos. ¡Son evitables! Y es que el ambiente (todo lo que nos rodea, el clima, el patrón alimentario, los hábitos en general y estilo de vida, las infecciones…) determinan que nuestro organismo desarrolle un fenotipo anormal (por decirlo fácilmente lo que resulta de la expresión del genoma humano) a causa de diversas mutaciones. Existen otros factores que no son modificables por el hombre, por ejemplo la raza. La probabilidad de desarrollar un melanoma por un blanco es muy superior a la de una persona de color. La probabilidad de sufrirlo también  aumenta con la edad pero también es uno de los más prevalentes en adultos jóvenes de alrededor de 30 años y más en el sexo femenino. La capa de ozono se ha resquebrajado y estrechado mucho debido a la contaminación y las radiaciones solares inciden poderosamente sobre nosotros. Si hay algo importante en su prevención, es que se sabe que los daños son acumulativos y que en la infancia esos daños son mucho peores por no haberse completado el desarrollo fisiológico de la piel. De forma que ese `recuerdo´ (ese daño) que está en las células de la piel, hace que la probabilidad de sufrir en el futuro un melanoma sea mucho mayor. Proteger esa piel es de vital importancia.

   

 

 

 

 

Agujero actual de la capa de ozono sobre la Antártida. FOTO:NASA

Nuestro día a día está lleno de pequeños actos que son muy relevantes y de su mantenimiento a largo plazo depende nuestra salud en el futuro. Uno de ellos debe ser la fotoprotección. El número de usuarios de crema solar durante todo el año aumentado, aunque suelen ser mujeres que utilizan cosméticos que en su fórmula incorporan fotoprotección para prevenir el fotoenvejecimiento. No obstante, hay que decir que la radiación solar es fundamental para la síntesis de vitamina D, la cual es primordial en nuestro organismo, sobre todo para que la absorción del calcio de la dieta sea posible. Por ello se recomiendan breves pero regulares exposiciones solares SIN fotoprotección (10 minutos por día en el antebrazo bastan). En verano, la incidencia de la radiación solar sobre el área terráquea en dicha estación es mayor y aumenta el riesgo, pero también nuestros hábitos contribuyen a una mayor exposición: sol y playa o sol y montaña. Caminar con poca ropa, demasiadas horas de sol, deporte y juego infantil al aire libre, la altitud en la montaña…

Para dotar de fotoprotección a un cosmético o típica crema solar, se emplean diversos agentes químicos y físicos. Su fórmula es compleja y costosa de elaborar. La determinación del SPF (factor de protección solar en inglés) se torna el parámetro más importante a demostrar para dichas fórmulas (además de los habituales controles de eficacia, físico-químicos y microbiológicos). De modo que la garantía de calidad en la producción de dichos productos cobra especial importancia.

Infórmate sobre fotoprotección. Nosotros cuidamos de tu salud. Es nuestra misión. Y sabemos qué fotoprotector necesitas en función de tu fototipo pero también en función del uso que le vayas a dar tú o los tuyos. Dónde (playa, montaña, en una carrera o en bici, cerca o lejos del ecuador, sobre piel seca o grasa, sensible e irritable, cuánto tiempo, en qué zona de la piel… ). Y no podemos sino ser extremadamente cuidadosos en proveernos de fotoprotección eficaz y texturas que proporcionen comodidad para que no produzcan rechazo en el uso y así ofrecerte tranquilidad, sin pensar si el fotoprotector que has adquirido realmente hará o no su función. Pregúntanos, farmacéuticamente te llevarás un packde compromiso y responsabilidad profesional y social, cuyo valor añadido es dotarte de mayor calidad de vida; cuidando de ti y de los tuyos.

 

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba