Saltear al contenido principal
Cuidados Infantiles En Verano

Cuidados infantiles en verano

¡Por fin ha llegado el verano! Y con él, los más pequeños de casa ya disfrutan de sus ansiadas vacaciones. Desde farmacia Villanueva os recordamos que en verano debemos extremar las precauciones y concienciar a nuestros hijos sobre los peligros del sol y de otros factores que pueden ser peligrosos para su salud. ¡Os echamos una mano para conseguirlo!

La protección al sol es imprescindible desde bien pequeños

Y la mejor manera de garantizar una correcta fotoprotección de nuestros hijos es educándoles desde pequeños y hablándoles de las graves consecuencias que el sol tiene en nuestra piel, si no nos protegemos adecuadamente.

Las radiaciones del sol sobre nuestra piel son las principales encargadas de la aparición del cáncer de piel en los años posteriores. De hecho, numerosos estudios alertan que la exposición al sol durante los primeros 20 años de vida son determinantes. Es decir, un mayor número de quemaduras hasta los 20 años de edad se considera un mayor factor de riesgo para desarrollar cáncer de piel en la edad adulta.

Es por eso que os animamos a educar a vuestros hijos sobre la protección solar: la crema solar, cada dos horas y media hora antes de salir de casa. Los padres somos los principales ejemplos para nuestros hijos, es decir, si nos aplicamos la crema correctamente y nos concienciamos de su importancia, será más fácil que nuestros hijos lo aprendan.

No olvides la hidratación

 Es un imprescindible del verano en todos los grupos de edad, pero sobretodo en las personas mayores y en los niños. Las condiciones meteorológicas se vuelven más duras, y al aumentar la actividad física, la sudoración aumenta considerablemente. Es por ello que los cuadros de deshidratación se vuelven mucho más común de lo que podemos pensar, y debemos evitarlos a base del aporte de líquidos.

Siempre que hablamos de hidratación pensamos en beber agua, pero también tenemos que tener en cuenta que podemos hidratarnos e hidratar a nuestros hijos a través de alimentos que contengan agua, como por ejemplo las verduras y las frutas. También podemos optar por zumos y batidos de frutas naturales.

 Otras patologías a tener en cuenta…

 El hecho de visitar más frecuentemente la piscina, por ejemplo, expone a nuestros hijos a sufrir infecciones en la piel con mayor frecuencia. Debemos tener presentes algunas recomendaciones para evitar que nuestro hij@ se contagie: secar bien los pies con la toalla después de la ducha, evitar andar descalzo por las zonas comunes de la piscina e ir siempre con calzado en las zonas húmedas.

Debes recordar que la información y los productos específicos para proteger a nuestros hijos de todos los agentes externos propios del verano que hemos comentado en este artículo los encontrarás junto con los profesionales de la salud, es decir, en las farmacias y centros de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba