Saltear al contenido principal
En Verano, Tu Cicatriz Necesita Más Cuidados

En verano, tu cicatriz necesita más cuidados

¿Sabías que alrededor de un 30% de la población española tiene algún tipo de cicatriz en su cuerpo? Ahora que nuestra exposición al sol aumenta de manera mucho más que considerable, debemos tener ciertas precauciones con ellas.

Generalmente, la preocupación común que tenemos sobre nuestras cicatrices es si, pasado un tiempo, se seguirán viendo igual. Para empezar, hay que tener en cuenta que las cicatrices pasan por diferentes etapas: por ejemplo, en los primeros días, es normal que nuestra cicatriz esté inflamada, y poco a poco esta inflamación vaya bajando.

Lo que es importante que tengamos claro es que la piel de nuestras cicatrices es más sensible que la del resto de nuestra piel, y por ello, debemos darles un cuidado especial. A continuación te dejamos los mejores consejos para minimizar al máximo tu cicatriz:

  • Es imprescindible no exponer la cicatriz al sol, ya que los rayos UV favorecen la hiperpigmentación y, por tanto, podemos estar aumentando su impacto visual en nuestra piel (se vuelven más oscuras), además de estar aumentando su inflamación y enrojecimiento.
  • La humedad es uno de los enemigos de las cicatrices. Durante las primeras dos semanas después de la retirada de puntos o grapas, evita sumergir la cicatriz en agua durante más de 15 minutos, ya sea en la ducha, en la piscina o en la playa. Cuando salgas del agua, sécala bien con pequeños toques, nunca frotando la piel.
  • Pasado el tiempo (aproximadamente unos dos meses, aunque este tiempo dependerá de diferentes características como el tamaño de la cicatriz y su profundidad) deberemos proteger nuestras cicatrices con cremas protectoras con SPF alto, tanto en verano como en invierno. La piel de las cicatrices, como ya hemos dicho, es mucho más sensible que la piel sana, por lo que las quemaduras en estas zonas son mucho más sensibles.
  • Es muy importante ayudar a nuestra piel en el proceso de reparación y regeneración desde el primer momento. Es por ello que te recomendamos utilizar productos farmacéuticos con acción regeneradora, como por ejemplo el Aceite de Rosa Mosqueta. También puedes optar por la silicona, que contribuye a restablecer la estructura cutánea y mejora visualmente su estado.
  • Existen parches de ácido hialurónico o de silicona, que nos ayudarán a cubrir las condiciones básicas del proceso de cicatrización: por un lado, al llevar la cicatriz tapada, la exposición solar de esta la reducimos exponencialmente, y por otro, la liberación gradual de ácido hialurónico sobre la cicatriz nos garantizará su hidratación.

Ante cualquier duda, visítanos a la farmacia. Estaremos encantados de ofrecerte el mejor consejo farmacéutico y los mejores productos para cuidar tu cicatriz. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba