Saltear al contenido principal

Cómo utilizar una mascarilla correctamente

El uso de las mascarillas durante estas últimas semanas ha ido en aumento como consecuencia de las recomendaciones de las Autoridades Sanitarias para frenar la curva de infectados por la enfermedad COVID-19. Sin embargo, desde nuestra farmacia queremos recordaros que debemos realizar un buen uso de esta para que nos siga protegiendo y permanezca sin carga viral, es decir, sin que esté contaminada.

Cómo usar una mascarilla para que nos siga protegiendo

Es muy importante seguir las pautas que te vamos a dar a continuación para garantizar que la mascarilla nos protege frente al contagio. Debemos ser estrictos en el proceso de ponerla y quitarla, y en el caso de las reutilizables, saber en qué condiciones debemos guardarla.

  • Antes de manipular la mascarilla en cuestión, debemos lavarnos las manos con agua y jabón o, en su defecto, con un gel hidroalcohólico. Tener las manos limpias es el primer paso imprescindible para tocar la mascarilla.
  • Para ajustarla correctamente, debemos hacerlo a través de las gomas que dispone, nunca por la parte delantera o trasera de la mascarilla. Debe cubrirnos la nariz y la boca e intentar, en la medida de lo posible, que haya el menor espacio posible entre la mascarilla y nuestra piel.
  • No toques la mascarilla mientras la llevas puesta, aunque lleves guantes puestos. Si has tocado alguna superficie u objeto contaminado, es muy probable que la carga viral permanezca en tus manos o en los guantes y si tocas la mascarilla, la estarás contaminando.De la misma manera, debes evitar tocarte la cara.
  • No debes quitártela cuando tosas, estornudas o hables. Si lo haces, es lo mismo que si no llevaras mascarilla. Sabemos que al principio puede ser molesta de llevar, pero debemos acostumbrarnos a ella.
  • No te bajes la mascarilla dejando la boca descubierta y apoyándola en la barbilla, y tampoco te la coloques en la parte superior de la frente. Si llevas la mascarilla debe cubrir la boca y la nariz. Si la colocas en otra posición no estará haciendo su función y aumentan las probabilidades de contagiarte.
  • Existen mascarillas reutilizables, pero esto no quiere decir que no se deban cambiar. Si notas que tu mascarilla está húmeda, es el momento de cambiarla.
  • Las mascarillas de un solo uso deben ser desechadas después de usarlas.
  • Para quitártela, vuelve a hacer uso de las gomas. Lávate las manos con agua y jabón después de manipular la mascarilla.

Si tienes que usar gafas, te recomendamos ponerte primero la mascarilla y después las gafas, para intentar evitar el empañamiento de las gafas con la respiración. Esperamos que esta información os resulte útil y os ayude de ahora en adelante para colocaros la mascarilla. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba